Llevar una alimentación saludable ayuda a prevenir determinadas enfermedades y nos ayuda a sentirnos mejor. Por eso en este post os quiero enseñar algunos aspectos clave de una alimentación saludable.

  • Come alimentos de origen vegetal. La base de nuestra alimentación deben ser alimentos de origen vegetal tales como las hortalizas, las verduras, las frutas, las legumbres, los tubérculos, los cereales, los frutos secos y las semillas. Estos alimentos debemos consumirlos tanto de forma cruda como cocinada y teniendo una amplia variedad de ellos en nuestra dieta. De esta forma aportaremos una gran cantidad y variedad de nutrientes que estos alimentos contienen.
  • Da color a tus platos con frutas y verduras. Las frutas y verduras poseen unos colores muy llamativos y de ellos debemos aprovecharnos para dar color a nuestra alimentación. Además de dar color a nuestros platos, las frutas y verduras nos aportan una gran cantidad de vitaminas y minerales. Por ello debemos consumir 5 raciones de frutas y verduras al día, que podremos combinar como mas nos apetezca cada día (2 raciones de frutas y 3 de verduras, 3 raciones frutas y 2 de verduras, etc.). Sobretodo deben estar presentes en las comidas principales, siendo la porción mayoritaria.
  • Consume cereales integrales. Es muy importante que consumamos los cereales en su forma integral, ya que de esta nos están aportando a nuestro organismo vitaminas, minerales y fibra que se encuentra en su cáscara de forma natural, estos nutrientes desaparecen al someterlos al proceso de refinado. Una “ventaja” que tiene los cereales integrales es que debido a la fibra que contienen nos van a saciar mas que los cereales refinados, por lo que con menos cantidad nos sentiremos más llenos.
  • Evita los alimentos procesados, el azúcar, la sal y el alcohol. Los alimentos procesados no deben estar presentes en nuestra alimentación de forma habitual, su consumo debe ser ocasional por elevado contenido en azucares, en sal, grasas saturas y sobre todo en grasas hidrogenas y grasas trans. El consumo de azúcar y sal debe ser bastante moderado teniendo especial cuidado con el azúcar y la sal que contienen algunos alimentos procesados o pre-cocinados. No debemos abusar del alcohol en todas sur formas, pero especialmente en forma de destilados su consumo debe ser muy ocasional.
  • No olvides consumir pescado. El pescado es uno de los alimentos que se consume por debajo de sus recomendaciones, pero es muy importante consumir 3-4 raciones de pescado a la semana. Debemos consumir tanto pescados blancos (merluza, rosada, calamares, etc.) como pescados azules (salmón, atún, pez espada, etc.).
  • Bebe agua. El agua es un componente muy importante de nuestro organismo, necesario para muchas de las funciones que en el se realizan, por ello debemos beber agua cuando nuestro organismo nos lo demande. El agua debe ser la bebida por excelencia en nuestra alimentación y no debe ser sustituida por zumos o refresco con gas.
  • Controla tu hambre y saciedad. En este apartado quiero haceros saber que hay dos tipos de hambre, hambre real y hambre emocional y también que sepáis percibir la sensación de saciedad. El hambre real es cuando el organismo verdaderamente necesita energía, que se la debemos proporcionar comiendo: pero existe otro tipo de hambre que es el hambre emocional que es cuando comemos sin hambre, es un hambre que aparece de repente, te apetece un determinado tipo de alimento y sientes que tienes que satisfacer tu hambre rápidamente. Para controlar tu sensación de saciedad debes parar de comer cuando sientes que aun podrías comer un poquito más y no pasar al extremo de comer tanto que no puedes moverte de la silla.
  • Lleva una vida activa. Llevar una vida activa es fundamental para sentirnos mejor y esto nos ayudara a controlar nuestro peso. Debemos realizar ejercicio semanalmente unos 4 o 5 días, con una duración minima de 45 minutos y una intensidad adecuada a cada persona. Siempre que sea posible subiremos las  escaleras e iremos andando para ir de un sitio a otro.
  • Disfruta, prueba, saborea y ríe. Con este último apartado quiero animaros a que probéis todos los alimentos y los cocines de distintas formas. Lo que os harán disfrutar y saboreas nuevos sabores, para poderlos incorporar a vuestra alimentación.

 

PIDE CITA AHORA