Desde hace mucho tiempo se ha relacionado la nutrición con el envejecimiento, centrándose en reducir las calorías diarias y aumentar la ingesta de alimentos antioxidantes (llamados también alimentos antiaging), evitando así la oxidación de los radicales libres.

Con la edad se producen cambios en la piel como sequedad y deshidratación, que conllevan a la aparición de arrugas. Nuestro aspecto exterior también es el reflejo de nuestra alimentación, existiendo alimentos que nos ayudan a prevenir los efectos del paso del tiempo. Vamos a hablar de algunos de ellos:

Aguacate

Aguacate

  • Aguacate: con alto contenido en vitamina E, la cual es fundamental para conseguir una piel tersa y radiante y un cabello sano y brilloso. La mejor manera de tomarlo es crudo para evitar la pérdida de vitaminas.  También posee alto contenido en grasa cardiosaludable y antioxidantes que nos ayudan a cuidar la piel.
Frutos Rojos

Frutos Rojos

  • Frutos rojos : el color rojo se debe a su alto contenido en carotenos, los cuales son antioxidantes naturales que nos ayudan  a evitar las arrugas en la piel, también destaca su alto contenido en vitamina C , hierro y potasio siendo una fuente de fibra.
Te Verde

Te Verde

  • Té verde: El  té verde se produce desecando las hojas a alta temperatura, impidiendo así la fermentación, por lo que su composición depende de la hoja recogida y no de el proceso de elaboración. Este té contiene gran cantidad de sustancias antioxidantes, fundamentalmente flavonoides o compuestos fenólicos.
Chocolate Negro

Chocolate Negro

  • Chocolate: Protege la piel del envejecimiento gracias a que posee más de 30 sustancias antioxidantes, pero hay que tener en cuenta el contenido en cacao al elegir el chocolate y que sea lo más alto posible. La cantidad recomendada es de una onza de chocolate al día.
Brocoli

Brocoli

  • Brócoli: El alimento estrella por excelencia, que ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares, cáncer de colon, y su alto contenido en vitaminas y minerales nos ayudan a proteger la piel del paso del tiempo y del sol. Ideal cocinarlo al vapor para evitar la pérdida de nutrientes. Si quieres más ideas para cocinarlo, aquí puedes descargarte un completo recetario 🙂

 

También es fundamental llevar una hidratación correcta para evitar sequedad en la piel, bebiendo mucho líquido siempre de fuentes acalóricas, fundamentalmente agua, aunque también puedes consumir té u otras infusiones. Lo ideal es tomar 2 litros de agua diarios.

Post realizado por Carmen Ortega Hurtado

PIDE CITA AHORA